MiscelaneaNews

Finalmente lo confirman: alineaciones de Luna Llena y Luna Nueva estimulan grandes terremotos

Este tema “largamente debatido”, finalmente se está “abordando de una manera innovadora”, dice un estudio de la Universidad de Tokio

La Luna Llena y Nueva corresponden a un particular período en que nuestro satélite está alineado con el Sol y la Tierra, generando una fuerte tensión y grandes mareas. Su relación con los terremotos, maremotos e inundaciones ha ocupado por milenios la mente de los sabios. Pese a ello, la moderna comunidad científica no ha resuelto dar una explicación.

Sin embargo, un estudio de la Universidad de Tokyo publicado el 12 de septiembre concluyó que efectivamente la atracción de la Luna en estas condiciones puede desencadenar grandes terremotos en las capas geológicas de la Tierra, ya que las mareas son capaces de aumentar la magnitud de los temblores.

El sismólogo Satoshi Ide mostró que al analizar con sus colegas tres registros independientes de los sismos ya ocurridos, uno del terremoto de Japón, otro de California y un tercero, de los sismos del mundo entero, pudo constatar que “los grandes terremotos como los que han afectado a Chile y Tohoku-Oki en Fukushima, se produjeron cerca de la hora de máxima deformación de las mareas – o durante las Lunas Nueva y Llena, cuando el Sol, la Luna y la Tierra se alinean”.

Los investigadores analizaron las tensiones de la marea en los 15 días que preceden a cada sismo y asignaron un número que representaba el esfuerzo relativo de las mareas en ese día. Los resultados son evidentes, explicaron. El número máximo correspondió al día de los terremotos.

“Tal vez una minúscula presión adicional de las mareas podría ser el último factor que empuja a una ruptura de una falla geológica”, comentó Honn Kao, sismólogo del Servicio Geológico de Canadá y de los Recursos Naturales de Canadá en Sidney; este hecho, desencadenaría luego el gran terremoto.

Para Kao, este tema “largamente debatido”, finalmente se está “abordando de una manera innovadora”.

“Nos da algo de sentido en la posible relación entre el estrés de las mareas y la ocurrencia de grandes terremotos”, concluyó.

Esto no significa que en cada Luna llena y Luna Nueva ocurrirá un gran terremoto.

En su informe agrega que hay muchos otros factores que contribuyen a desencadenar un sismo, que también se deben analizar para entender exactamente cuánto contribuye la Luna durante las alineaciones. Entre ellos está la transferencia del estrés dentro de una nueva falla geológica.

El 27 de febrero de 2010 en Chile, la población se encontraba en su plena temporada de vacaciones en las playas. La región central se vio sorprendida por un fuerte terremoto que desniveló la Tierra en varios metros y causó un gran tsunami que destruyó numerosos poblados costeros. Algunos sobrevivientes relataron que se salvaron gracias a que se encaramaron en los árboles.

Luna llena genera efectos sorprendentes, según estudios científicos (Wikimedia Commons/Michael Gil )

Luna llena genera efectos sorprendentes, según estudios científicos. (Wikimedia Commons/Michael Gil )

No pocos comentaron que tanto el gran terremoto de Chile como el de Japón pudieron haber sido predicho. De hecho el climatólogo de la Armada de Chile anunció con mucha anticipación un gran evento telúrico para el 16 de agosto de 1906, en el prestigioso diario El Mercurio. El gran terremoto ocurrió efectivamente, y desencadenó también un tsunami en la zona centro sur, y la muerte de unas 3.000 personas.

Tal como lo plantea hoy el nuevo estudio de Japón, la predicción chilena, hecha como un efecto astrológico del clima, señaló que ese día había una particular alineación, aunque no de Luna Llena y Nueva.

“El día fijado habrá conjunción de Neptuno con la Luna (alineación de Neptuno-Tierra-Luna), y máximo de declinación norte de ésta (cuando la Luna alcanza su máximo nivel frente al H. Norte de la Tierra). A causa de estas situaciones de los astros, la circunferencia del círculo peligroso pasa por Valparaíso, y el punto crítico formado con la (circunferencia) del Sol cae sobre las inmediaciones del puerto”, señaló el pronóstico citado en los archivos de la Universidad de Chile.

Un estudio del investigador independiente Mensur Omerbashiv, publicado en 2011, afirmó que las alineaciones, no solo de la Luna y el Sol con la Tierra, sino también aquellas de los restantes planetas, estaban todas asociadas a los principales terremotos. Incluso los cometas alineados tenían sus efectos. Citó por ejemplo el caso de Elenin, en el terremoto de Japón del 11 de marzo de 2011.

Omerbashiv aseguró que con una variación no mayor a tres días entre antes y después de la alineación, se podían predecir fenómenos sísmicos superiores a 6 grados, pero no pudo especificar dónde, como lo hizo el pronóstico chileno.

En todo caso en su lista de grandes sismos, verificó que la mayoría correspondía a múltiples alineaciones con Luna llena.

En la madrugada del 20 de junio a las 11:02 UTC, se tomó una fotografía de la luna en su explendor, desde la ciudad de Vestal, condado de Broome, Nueva York, Estados Unidos. La exposición de tiempo de la imagen es de 1/250 segundos. (William Borne)

En la madrugada del 20 de junio a las 11:02 UTC, se tomó una fotografía de la luna en su esplendor, desde la ciudad de Vestal, condado de Broome, Nueva York, Estados Unidos. (William Borne)

Hasta la fecha, los astrónomos han concordado oficialmente que los efectos sorprendentes de la Luna Llena influencian a la Tierra durante seis días, período en que pasa por la cola magnética generada por las partículas del Sol. Esto exalta a la Luna.

Las siguientes son las alineaciones correspondientes a terremotos descritas por Omerbashiv.:

  • Saturno -Tierra – Sol, 16 de noviembre 2000 > terremoto en Papua NG. 8.0 grados Richter.
  • Marte-Tierra-Mercurio- Luna -Sol, 23 de junio 2001 > terremoto en Perú, 8.4 grados.
  • Tierra-Venus-Mercurio-Luna-Sol, 3 de noviembre 2002 > terremoto en Alaska, 7.9 grados.
  • Tierra-Luna-Sol, 25 de septiembre 2003 > terremoto en Japón, 8.3 grados.
  • Tierra-Mercurio-Venus, 23 de diciembre 2004 > terremoto en Macquarie NZ Mw = 8.1.
  • Tierra-Mercurio-Venus-Luna-Sol, 26 de diciembre 2004 > terremoto y maremoto en Indonesia, 9.1 grados.
  • Cometa Elenin -Tierra – Sol- Júpiter- Luna, 27 de febrero 2010 > terremoto en Chile, 8.8 grados.
  • Cometa Elenin – Sol-Tierra-Mercurio-Urano, 11 de marzo 2011 > terremoto en Japón, 9.0.

Fuente; La Gran Epoca

Categorías:MiscelaneaNews

Tagged as: ,